¿Qué comer en otoño?

¿Qué comer en otoño?

Fecha de publicación: 06/10/2021

Estos son los mejores alimentos que puedes comer en esta época tan melancólica para subirte el ánimo y mejorar tu salud.

Se acabó el verano. Se acabó el sol, la playa y los viajes. Toca volver a la ciudad y ver cómo anochece cada vez más pronto hasta que cambian la hora para que anochezca aún antes…

El otoño trae un montón de alimentos ricos y nutritivos.

Pero, no todos son malas noticias, al menos nos queda la comida. Como todas las épocas, cada cambio de estación trae nuevos alimentos de temporada que hacía algún tiempo que no veíamos y nos da la oportunidad de recorrer los supermercados en busca de las novedades que nos ofrece la naturaleza.

¿Qué debemos comer en otoño?

En otoño lo que debemos comer es… lo que toque, es decir, lo que hay que comer son los alimentos de temporada. ¿Quieres saber cuáles son las estrellas culinarias de esta época tan bonita y melancólica?

Uvas

Las uvas son deliciosas y muy beneficiosas para el organismo.

Las uvas son un alimento estupendo con muchas propiedades y un sabor fantástico. Se pueden comer de postre, pero también como condimento de muchos platos, desde las migas, hasta todo tipo de aves.

Ricas en ácido fólico y vitamina B6, son un potente aliado contra el envejecimiento por su aporte en antioxidantes. Ojo, las uvas pasas contienen más calorías.

Granadas

Las granadas son un poco incómodas de comer pero aportan multitud de nutrientes.

Los taninos de las granadas tienen propiedades antiinflamatorias y sus flavonoides son antisépticos. Su consumo reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares ya que combate los radicales libres que dañan nuestro organismo.

Sus granos son el condimento perfecto para animar una ensalada o, incluso, algunos guisos.

Calabaza

La reina del otoño. Se puede hacer de todas las maneras posibles: asada, rehogada, cocida, triturada, en crema y como acompañamiento y salsa de muchos platos. Las calabazas contienen magnesio y vitaminas del grupo B, C y E.

Esta verdura ayuda a combatir los problemas de estómago (es una buena idea tomarla por la noche para evitar las cenas pesadas). Aporta vitamina A (buena para la vista) y es la base para muchos postres deliciosos y sanos.

Naranjas y mandarinas

Las mandarinas son ideales para los más pequeños.

Los cítricos ya están aquí para aportarte todas sus propiedades. Ambas frutas contienen muchas vitaminas que te ayudan a protegerte contra los resfriados.

Castañas

Las castañas son uno de los frutos más típicos de estas fechas.

Se pueden comer asadas, en mermelada o también en crema, y van muy bien para acompañar platos de caza. Las castañas tienen muchas propiedades y el famoso Omega 3, además de aportar mucha energía. Su aporte calórico no es demasiado elevado y en su composición encontramos potasio y folatos.

Con un gran aporte en hidratos de carbono, son perfectas para después del deporte y sirven para hacer postres como dulces o bizcochos.

Boniatos

Aunque son similares a las patatas, los boniatos tienen un mayor contenido energético y un sabor un poco más dulce. Contienen betacaroteno, sodio, potasio y vitaminas E y C.

Se pueden consumir fritos en tiras (como las patatas fritas) y también cremas, al horno o incluso en tortilla.

Higos

Los higos son geniales también en tostadas.

Los higos contienen calcio y magnesio, y son ricos en fibra. Como su aporte calórico es alto, conviene no abusar de ellos. Son ideales como tentempié (sobre todo secos) y combinan fenomenal con quesos y frutos secos.

Setas

Buena fuente de proteínas, son utilizadas también frecuentemente por deportistas. Asimismo, su alta concentración en este macronutriente hace que sean muy saciantes, por lo que funcionan muy bien en períodos de pérdida de peso. Se pueden hacer a la sartén (ojo, menguan mucho), en tortilla e incluso en croquetas. Truco: límpialas con un trapo húmedo, evitando quitar la arena bajo el grifo.

Los níscalos en particular son ricos en fósforo que demandan nuestro huesos y dientes, por lo que son ideales con el paso de la edad para evitar la temida osteoporosis.

Manzanas

¿Sabías que a los más pequeños les encantan las manzanas?

Evitan la retención de líquidos y retrasan el envejecimiento por su alto contenido en antioxidantes. Además, cuidan de tu boca y tus encías. ¿Quieres un consejo? Cómelas con piel (lavándolas bien antes) y tendrás todos sus nutrientes y fibra.

Coliflor

Rica en fibra, aporta a nuestro organismo multitud de minerales, como el magnesio o el potasio. La coliflor es un gran antioxidante natural y es rica en fibra y vitamina B, que ayuda a las embarazadas en el desarrollo de su bebé.

Membrillos

El dulce de membrillo es el plato de referencia de esta fruta.

Ricos en fibra, contienen mucílagos, que son muy beneficiosos para la salud por propiedad antiinflamatorias, antiextreñimiento e incluso beneficiosas en la lucha contra el colesterol.

Los membrillos son geniales combinados con requesón, nueces o queso fresco.

¿Qué te parecen estos ricos alimentos para potenciar tu salud en otoño? ¿No te apetece hacerte ya con alguna receta?


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

Los procesos del café y cómo afectan a su sabor

08 de septiembre del 2021

¿Conoces los procesos del café? Te los explicamos en este artículo.

Receta de buñuelos de bacalao

10 de marzo del 2021

Cómo hacer este tradicional plato paso a paso.

10 preguntas sobre el Glutamato: el aditivo para que comas más… y peor

18 de noviembre del 2020

Te contamos todo sobre este aditivo y cómo puedes expulsarlo de tu alimentación.