Cómo prevenir (en lo posible) el cáncer de mama

Cómo prevenir (en lo posible) el cáncer de mama

01 de octubre de 2019
Cómo-prevenir-el-cáncer-de-mama

Prevenir el cáncer de mama no es ningún juego, ya que este es el que más afecta a las mujeres. Además, la tasa de supervivencia varía de una zona a otra del planeta. Si bien esta enfermedad es imposible de prevenir, hay algunos factores que pueden contribuir a reducir las probabilidades de padecer el cáncer. Una vida activa y saludable es la clave, prepárate para visitar los gimnasios de tu zona.

 

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

 

A la hora de reducir las probabilidades de padecer este tipo de cáncer es posible recurrir a diferentes estrategias. Sin embargo, cabe decir que no hay razón para alarmarse y que, ante cualquier sospecha, la mejor idea es acudir al médico. Además, las probabilidades de padecerlo son del 12 % o de una entre ocho a lo largo de una vida de 80 años.

El de mama es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres españolas, con más de 22.000 casos anuales en nuestro país (un 28,5% de todos los tumores femeninos).

 

1. Hazte mamografías cada 2 años

 

Sin duda, este es el método preventivo más eficaz. Una mamografía indicará, casi sin lugar a dudas, si se padece esta enfermedad. La detección precoz es clave en estas enfermedades, ya que al principio pueden no llegar a dar problemas de ningún tipo. Estas revisiones se suelen efectuar cada dos años, pero recuerda que es tu médico el que debe establecer la frecuencia en función de tu edad o de si perteneces a alguno de los grupos de riesgo, de los cuales se hablará a continuación.

El método de detección más recomendado antes de los 40 años es la ecografía mamaria. Mientras que se recomienda realizar mamografías periódicos a partir de los 45 años.

 

2. Explórate las mamas

 

Esta es una exploración que puedes realizar tú misma. Solo necesitas estar frente a un espejo y observar que la simetría y la uniformidad de las mamas es la de siempre. Para salir de dudas, palpa las mamas de la zona interior a la exterior o realizar masajes circulares. Es aconsejable realizar esto con la mama contraída al igual que las axilas.

El mejor momento para hacerse una autoexploración de las mamas es alrededor de 3 o 5 días después del comienzo del periodo. Las mamas están menos sensibles y libres de posibles protuberancias propias del ciclo menstrual.

 

3. Come sano

 

Mucho se ha hablado de que determinados alimentos causan cáncer, incluso la alta temperatura de estos. Sin embargo, no hay razones para alarmar, en especial cuando se habla de una enfermedad como es esta, que se debería tomar con la seriedad que merece. Una alimentación saludable, equilibrada y en la que el consumo de alcohol sea reducido al mínimo es clave para reducir las probabilidades. Las frutas y las verduras no pueden faltar en ella.

imentación-cancer-de-mama ¿Sabías que la “dieta mediterránea” puede reducir hasta en un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de mama? Apuesta por una dieta rica en verduras, fruta, aceite de oliva, pescado y legumbres, y libre de productos grasos y azucarados.

 

4. Haz ejercicio de forma regular

 

La OMS ha demostrado que el ejercicio físico contribuye a reducir las probabilidades de padecer este cáncer. Además, no tendrás que realizar un gran sacrificio, ya que con cuatro horas a la semana de actividad física es suficiente. Aunque las ventajas de ponerte en marcha no terminan aquí, ya que mantendrás a raya otras enfermedades, estarás en forma y no te cansarás al dar cuatro pasos al levantarte del sofá.

Se recomienda hacer 150 minutos de ejercicio moderado a la semana, ya que las mujeres que llevan una vida sedentaria tienen un 70% más de riesgo de padecer cáncer de mama.

 

5. Toma el sol unos minutos al día

 

Puede que creas que esto no tiene sentido, pero al tomar el sol el cuerpo metaboliza la vitamina D. Está demostrado que la falta de esta vitamina aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama. Con unos minutos al día, no hace falta que expongas los pechos, ayudarás a tu cuerpo a absorber mejor esta vitamina, la cual ayuda en diversos procesos del organismo.

 

6. Huye del alcohol y del tabaco

 

Las bebidas alcohólicas están relacionadas con el aumento de las probabilidades de padecer cáncer de mama a largo plazo. Así que, procura dejarlas a un lado, salvo para celebraciones o días especiales. El problema solo surgirá cuando formen parte de tu día a día, de tu dieta normal.

Asimismo, el tabaco no solo puede provocar este tipo de cáncer, sino que puede desencadenar uno de pulmones, laringe y muchos otros problemas de salud. No solo debes evitarlo por el cáncer de mama, tu cuerpo te lo agradecerá cansándose menos, por ejemplo.

Alrededor de una de cada ocho mujeres desarrollarán cáncer de mama a lo largo de su vida. Por suerte la efectividad en la prevención y tratamientos ha aumentado en los últimos años.

 

7. Da el pecho si eres madre

 

Dar el pecho ayuda a regular la cantidad de hormonas en el cuerpo. Así, si eres madre no dudes en dar el pecho a tu hijo. Esto hará que el cuerpo siga sus funciones normales y producirá la cantidad de hormonas adecuada. Además, es recomendable evitar los sustitutivos hormonales, ya que aumentaría la cantidad de estas y, con ello, las probabilidades de padecer cáncer.

 

8. Evita el sobrepeso

 

La obesidad parece estar relacionada con una mayor incidencia del cáncer de mama, una razón más para que realices un poco de ejercicio a la semana y para reducir la ingesta de ciertos alimentos que solo te van a hacer engordar. No se trata de estética, sino de mantener una buena salud y a esta enfermedad a raya.

 

Una prevención necesaria

 

5-Revisión-médica La detección precoz es la clave en la lucha contra el cáncer de mama. El diagnóstico de tumores en estadios iniciales aumenta las probabilidades de curación.

 

Prevenir el cáncer de mama pasa por llevar una vida saludable, activa y con una dieta equilibrada. No puedes luchar contra el factor tiempo o tu genética, pero sí puedes acudir a las revisiones periódicas. Más te vale prevenir que luego lamentar, como suele decirse. ¡Comparte esta entrada!


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

Alimentos contra la astenia otoñal

10 de octubre del 2019

Muchas personas viven la llegada del otoño como un auténtico martirio. Sufren astenia otoñal y se sienten tristes, deprimidos y cansados. Si es tu caso, la alimentación puede ayudarte a superarla o evitarla. Te contamos qué alimentos debes tomar para lograrlo.

Consejos para superar la melancolía otoñal

07 de octubre del 2019

Si te preguntas cómo superar la astenia otoñal, este contenido te interesa. Porque te explicamos cómo la alimentación cuidada, las infusiones y algunos consejos domésticos te ayudan a lograrlo y a sentirte especialmente radiante en esta época del año.

Las lesiones típicas de volver a la actividad física

27 de septiembre del 2019

Cuando vuelves a entrenar después de mucho tiempo, debes ser cuidadoso: corres un mayor riesgo de lesiones. Te contamos cuáles son las lesiones típicas, cómo prevenirlas y qué debes hacer para optimizar tu regreso.