¿Por qué aumenta el deseo sexual en verano?

¿Por qué aumenta el deseo sexual en verano?

Fecha de publicación: 21/07/2021

Aumenta tu deseo sexual de verano con estos consejos que te ofrecemos y… ¡sube la temperatura!

Si notabas que tu vida sexual estaba un poco de capa caída, ya sabrás que en verano vuelve de nuevo la energía, pero… ¿por qué pasa esto? ¿Por qué aumenta nuestro deseo sexual en verano?

En verano aumenta nuestro deseo sexual y nuestras fantasías sexuales.

Como bien saben los sexólogos, todos los veranos nuestra libido se acelera y te vamos a explicar por qué.

¿Se despierta el deseo sexual en verano?

Lo cierto es que sí. Los picos de natalidad 9 meses después de esta estación demuestran que nuestro deseo crece conforme aumenta el calor, vamos a explicarte por qué pasa esto.

Las hormonas nos revolucionan

Con la llegada de la luz y el aumento del calor, nuestros ritmos circadianos se alteran y aumenta la testosterona y el número de estrógenos, que son las hormonas de la sexualidad.

¿Sabías que nuestras hormonas se vuelven un poco locas en verano?

En esta época del año se crea más serotonina, un neuroreceptor relacionado con la felicidad, el placer y el bienestar.

La climatología afecta a nuestro comportamiento

El clima afecta a nuestra manera de comportarnos. Más calor implica menos ropa, con lo que exponemos más piel a la vista.

Asimismo, el verano invita a salir más fuera, a realizar más actividades al aire libre y a conocer más gente. Por si esto fuera poco, el buen tiempo afecta a nuestro humor, haciendo que nos sintamos más activos, cercanos, animados y felices.

El buen tiempo y las actividades al aire libre estimulan nuestros sentidos.

A esto hay que sumar la importancia de las noches veraniegas en nuestro país y otros cercanos, donde las temperaturas bajan un poco con respecto al día. En países tropicales, con excesivo calor a todas horas, se produce la hipertermia, que es una actitud de desgana y fatiga provocada por el calor implacable y persistente.

Los instintos se disparan

Otras especies utilizan las feromonas para indicar a la pareja que están dispuestos para la pasión. Los humanos, sin embargo, ya no somos capaces de ello como otros primates, pero algo queda…

Se cree que el sudor volatiliza nuestras feromonas indicando que estamos dispuestos a intimar con otro. Sudar un poco no es tan malo después de todo…

Disminuye la ansiedad

Otro facto que ayuda al sexo es la ausencia de estrés. Cuando estamos inmensos en la vorágine laboral, de los estudios o de las labores del hogar o los niños, nuestros niveles de cortisol aumentan, lo que reduce la testosterona, que controla el deseo sexual.

La ausencia de estrés del verano favorece la relajación mental y la predisposición corporal.

La alimentación es tu aliada

Pese a que siempre se buscan los alimentos más afrodisíacos, lo cierto es que la propia alimentación veraniega ayuda a la predisposición sexual. Nutrirse con ensaladas, frutas, zumos y otros alimentos más ligeros, propios del verano, hace que nos sintamos menos pesados y más animados a tener relaciones.

Si llevas una alimentación ligera te sentirás menos pesado y predispuesto para el amor…

Con esta alimentación más sana, baja la presión arterial y se producen otros beneficios al margen del aumento de la libido.

Trucos para activar el deseo con tu pareja (u otra persona) en verano.

Si, pese a todo, no consigues que aumente tu deseo sexual, aquí te dejamos algunos consejos para aumentar la tensión sexual y aumentar la temperatura de tu verano:

  • Besos y abrazos en la piscina. La mejor manera de que vuestros cuerpos tengan un “acercamiento”.
  • Ducharse juntos. Con el calor aumenta la frecuencia de las duchas frías. Hacerlo en compañía mejorará vuestra relación.
  • Al aire libre. Las escapadas a la montaña o a una cala desierta son una buena ocasión para estar a solas… y lo que surja.
  • Viva la noche. La noche en verano es perfecta para dejarse llevar porque se hace más vida nocturna y hay más tiempo para estar juntos.
  • Tranquilos en casa. Muchas veces, la falta de libido surge por el estrés de la vida cotidiana. Si estás de vacaciones y los niños están en la piscina o de campamento, es una buena opción pasar una tarde tranquila con tu pareja en la cama dedicándoos cariño sin prisas.
  • Juegos y estímulos. Quizá lo que necesitas en tu relación sea algo más de estímulo. Habla con tu pareja sobre sus gustos en la cama (o fuera de ella) y pensad qué podéis hacer para pasarlo mejor juntos en la intimidad.
  • Consulta con un especialista. Como en todo lo relativo a la salud, y el sexo lo es, no olvides acudir al médico o a un especialista para consultar tus problemas de falta de motivación sexual. Él es la persona que mejor te puede ayudar.
Prueba a relajarte y a pasar un buen rato con tu pareja en la playa y ya verás cómo sube la temperatura…

Por último, te recordamos que la pérdida de libido es algo normal por lo que atraviesan muchas parejas y seguro que el verano hará que vuestra vida sexual vuelva a la normalidad.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

Trucos para perder peso en verano

23 de junio del 2021

Volver de vacaciones sin kilos de más es posible.

Cuáles son las hormonas de la felicidad y cómo fortalecerlas

28 de abril del 2021

¿Quieres saber cuáles son las hormonas que te harán más feliz?

7 hábitos de personas que no deberías tener cerca

20 de enero del 2021

Descubre los hábitos de las personas negativas que no te interesa tener en tu vida.