¿Cuál es la sal más sana utilizada en los restaurantes de moda?

¿Cuál es la sal más sana utilizada en los restaurantes de moda?

15 de enero de 2018
sal-mas-sana

El alto consumo de sal ha desatado polémicas entre los cocineros famosos y ha hecho que los mejores restaurantes del país se cuestionen su uso cotidiano. De hecho, hace no mucho la Organización Mundial de la Salud recomendó disminuir su ingesta con el objetivo de reducir la presión arterial y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Eso sí, en contra de lo que se cree, no es necesario cortar su uso, sino que, según establece esta institución, bastará con no superar los 5 gramos diarios para cuidar la salud como se merece…

Sin embargo, esto no parece una tarea fácil para la alta cocina y los restaurantes de moda, ya que la sal ha ganado la primera posición como potenciador del sabor.

via GIPHY

 

¿Cuáles son las sales más utilizadas en los restaurantes?

 

En este sentido, la necesidad de alcanzar una alimentación healthy y fomentar la prevención ha hecho que los mejores restaurantes y las tiendas de delicatesen se reinventen… pues ahora la oferta para salar y dar sabor a los platos es más amplia, sana y natural.

De esta manera, la diferenciación actual va mucho más allá de la tradicional distinción entre sal de mesa y sal gorda…

    • Sal común: es la más conocida por todos y, como decimos, también se denomina sal de mesa. Contiene magnesio, calcio y yodo, aunque aporta cerca de un 95% de cloruro de sodio. Lo peor de esta sal es que no se extrae de manera natural y que se le añaden conservantes y aditivos.

 

    • Sal marina: proviene de la evaporación del agua del mar y está sin refinar. A pesar de que se trata de una alternativa más sana, ya que contiene más minerales y menos cloruro de sodio, también se debería limitar su consumo.

 

    • Sal yodada: el yodo es un mineral muy importante en la alimentación y previene enfermedades como el bocio o el hipotiroidismo. Además, beneficia la salud dermatológica y bucodental. Por estos motivos, cada vez es más común enriquecer la sal con yodo.

 

    • Sal del Himalaya: también conocida como sal rosa. A pesar de su exótico nombre, se obtiene de la superficie de las salinas del mar Mediterráneo y del mar Atlántico. Se ha convertido en una de las opciones favoritas de los restaurantes de renombre, ya que contiene una gran cantidad de oligoelementos y nutrientes.

 

    • Sal gris: destaca por su color grisáceo y su alto aporte de cobre, magnesio, yodo y otros oligoelementos. Es más natural y el tamaño de sus cristales es más grande que el de los demás.

 

    • Sal negra: proviene de la India. En la medicina ayurveda solía utilizarse para tratar afecciones intestinales y estomacales. Hoy en día suele ser la favorita de los restaurantes vegetarianos y bio.

 

    • Sales aromáticas: con el objetivo de darle un toque final a los platos y a los alimentos de temporada, algunos chefs optan por perfumar la sal o mezclarla con setas, cebolla, ajo, algas e incluso, apio.
    • Flor de sal: este tipo de sal no está procesada y presenta una cantidad natural de yodo considerable, por lo que se trata de una de las opciones más saludables. Eso sí, también es de las más caras.

 

sal-mas-sana-tipos

La oferta actual nos permite degustar una gran variedad de sales tanto en los mejores restaurantes como en las tiendas gourmet.

 

Tips para reducir el consumo de sal en el hogar

 

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) establecen una serie de consejos para que no te pases con la sal en la cocina:

1.Evitar las comidas precocinadas

Este tipo de platos suelen ser los que más cantidad de sal contienen, así que una buena forma de disminuir la ingesta de sal es evitarlos y decantarse por alimentos frescos y comidas elaboradas.

sal-comidas-precocinadas

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) establece que estos alimentos suponen el 72% del consumo de sal.

 

2. Disminuir el consumo de alimentos con gran aporte de sal

Algunos productos de uso común en la elaboración de las comidas habituales suponen un gran aporte de sal, como por ejemplo el tomate frito, el pan o los cereales. Por otra parte, también se debería limitar el consumo de encurtidos, salsas, embutidos y quesos.

sal-embutidos

El embutido muy curado contiene una importante cantidad de sal, así que procura no abusar de él…

 

3. No echar sal mientras se cocina

Es preferible pecar de plato soso que de plato salado… De esta manera, una vez cocinado podrás darle el sabor justo y necesario.

sal-carne

Es mejor dejar soso el plato y adherir sal cuando vas a comértelo, que pasarte de la raya cuando lo estás cocinando…

 

4. Utilizar sustitutivos para sazonar

Las alternativas a la sal más utilizadas por los cocineros famosos son las especias, las hierbas aromáticas, el limón y el vinagre. A pesar de que con ellas no se consigue el mismo resultado con la sal, te permitirán dar un toque personal a tus platos sin la necesidad de prescindir del sabor. No hace falta que recurras a estas opciones siempre, pero si las vas alternando con el uso de la sal estarás reduciendo su consumo sin apenas darte cuenta…

sal-especias

Pimienta negra, cayena, comino… ¡Elige la especia que más te guste y consigue platos sabrosos en todo momento!

 

5. Elegir el contenido en sodio más bajo

Como ya hemos mencionado, la oferta actual de sales es muy amplia, así que recurre a aquellas marcas que contengan menos sodio al comprobar su etiquetado.

sal-etiquetado

No olvides consultar la etiqueta del producto antes de decantarte por una u otra sal. Elige siempre la que aporte un menos porcentaje de sodio.

 

Ya casi para terminar, recuerda que el exceso de consumo de sal es perjudicial para el organismo y que la mayoría del sodio que consumimos ya viene “oculto” en los alimentos de los que hemos hablado antes. Procura limitar su consumo en todos los casos.

Y ahora que ya conoces las alternativas más sanas y cómo dotar de sabor a tus platos sin caer en el abuso de la sal, ¿a qué esperas para reducir su consumo y elegir las opciones más sanas en casa o en tus restaurantes favoritos?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)