¿Cómo proteger tu piel del sol? | Páginas Amarillas

Es la hora de proteger tu piel del sol, te contamos cómo

Es la hora de proteger tu piel del sol, te contamos cómo

16 de mayo de 2018
tomar-sol

El ambiente primaveral nos ha devuelto el sol tras los largos meses de invierno, las altas temperaturas traen consigo el inminente “destape” que supone guardar la ropa de abrigo para sacar del fondo del armario las sandalias, los pantalones cortos y los vestidos… Todo ello, aunque suena más que apetecible, también supone exponerse de nuevo a la radiación solar que tanto daño hace a la piel.

De hecho, según los últimos datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología, publicados durante la campaña Euromelanoma 2018, cada año mueren más de 22.000 europeos como consecuencia del cáncer de piel, una enfermedad que ya se considera una epidemia a nivel mundial.

Durante los últimos años, la población se ha ido concienciando de la importancia de protegerse de la radiación UVA y UBV, pero todavía queda mucho por hacer… Y es que, la incidencia del melanoma sigue aumentando entre un 3% y un 7% anual en todo el mundo. Por ello, todavía es necesario incidir en una protección óptima y adecuada.

via GIPHY

 

7 tips para proteger tu piel de la exposición solar

 

En este contexto, y ahora que el sol primaveral ya no se esconde, te ofrecemos los mejores consejos para que te expongas a los primeros rayos solares de la temporada sin peligro:

1. Utilizar un fotoprotector adecuado

Antes de exponerse a una jornada de sol es necesario aplicarse un fotoprotector con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de al menos 30. Concretamente, cuanto más alto sea este nivel más alta será la protección, aunque siempre puedes consultar con un profesional cuál es el que necesita tu piel. En cualquier caso, procura aplicártelo media hora antes de la exposición. Tampoco olvides hacerte con un fotoprotector para el cabello en tu peluquería. Así cuidarás tu melena de los daños específicos que provoca el sol en tu cabello (sequedad, falta de brillo, decoloración…)

sol-cremasolar

Es importante repetir las aplicaciones según el SPF indicado para tu piel. Siempre puedes recurrir a un calculador que te ayude a determinar el más adecuado a partir de tu fototipo. No se debe utilizar los productos de un año para otro, ya que estos podrían perder sus propiedades protectoras.

 

2. Evitar las horas centrales del día

Las primeras exposiciones del año suelen ser las más agresivas para la epidermis, por eso conviene no tomar el sol entre las 12 y las 16 horas para evitar el momento del día en el que más pega el sol. Recuerda que podrías quemarte con facilidad…

3. Hidratación por dentro y por fuera

Para procesar la síntesis de vitamina D y la acción solar en la epidermis es necesario permanecer bien hidratado en todo momento. Procura beber entre litro y medio y dos litros de agua al día. Además, es conveniente que te apliques una crema hidratante tanto en el cuerpo como en la cara para ayudar a la piel a que se regenere y a que retenga el bronceado por más tiempo.

sol-hidratacion

Si eres de los que se olvida de beber agua un buen truco es ponerse una alarma cada cierto tiempo o añadir limón o frutas tropicales a tu botella para que te resulte más apetecible.

 

4. Utilizar gafas de sol y ropa de algodón

Proteger los ojos y la cabeza del sol también es importante, de manera que una vez que empieza el calor no se debe salir a la calle sin gafas de sol y sombrero. Además, lo ideal es utilizar prendas de algodón para no pasar calor y que la piel respire adecuadamente a pesar del incremento de la sudoración.

sol-gafas-sol

Te recomendamos que las lentes de tus gafas de sol sean polarizadas para que no te deslumbres.

 

5. Alimentación adecuada

Una dieta adecuada, equilibrada y basada en alimentos que se encargan de reducir los efectos nocivos de la radiación solar es una excelente medida preventiva para eludir el melanoma. La zanahoria, el pescado azul, el chocolate negro y las verduras de hoja verde aceleran el proceso de reparación de la epidermis y fomentan su correcto funcionamiento celular.

sol-alimentacion

Los frutos rojos y las bayas contienen altos niveles de antioxidantes que se encargan de paliar los daños provocados por los radicales libres que causan los rayos del sol.

 

6. Nutricosmética o suplementos alimenticios

Nunca está de más recurrir a productos de nutricosmética o complementos alimenticios que ayuden a tu organismo a sintetizar la vitamina D, regenerar la piel y prolongar el bronceado.

sol-nutricosmetica

Aunque se trate de productos naturales consulta primero con tu médico o farmacéutico antes de decantarte por uno u otro en tu salón de belleza.

 

7. Consulta con el dermatólogo

En el caso de tengas manchas, lunares sospechosos o alguna otra afección en la piel deberías acudir a consulta dermatológica para hacerte una revisión de las mismas antes y después de los meses de más sol.

sol-dermatologo

El dermatólogo se encargará de diagnosticar y prescribir un tratamiento personalizado a tu afección cutánea.

 

Ahora que ya tienes claro cuáles son todos los trucos para protegerte de la radiación UVA y UBV, ¿a qué esperas para lucir moreno y disfrutar de las largas jornadas de sol con precaución?


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)