Qué son y cómo funcionan los seguros vacacionales

Qué son y cómo funcionan los seguros vacacionales

10 de agosto de 2018
seguro-vacacional

Agosto es sinónimo de vacaciones… La mayoría de personas se coge días libres durante este mes con un único objetivo: descansar, desconectar y disfrutar al máximo. Sin embargo, a veces no todo sale según lo esperado y, por eso, es necesario ser precavido ante las adversidades.

¿A quién no le han perdido alguna vez la maleta o le han cancelado un vuelo? Los imprevistos ocurren… y no estar preparado para ellos puede traer consecuencias como, por ejemplo, la pérdida del importe del alojamiento en caso de no poder llegar o el sobrecoste que puede suponer una hospitalización en otro país.

Por este motivo, las compañías de seguros ofrecen pólizas específicas para cubrir los riesgos del viaje que garanticen tanto la seguridad como la protección de los asegurados durante su estancia fuera de casa. Recuerda que ser previsor puede ahorrarte un disgusto. ¿Y tú? ¿Estás dispuesto a que se te amarguen las vacaciones o prefieres irte a tu destino sin la menor preocupación?

via GIPHY

 

Coberturas del seguro de viaje

 

Los seguros de viaje están indicados para proteger al viajero desde que contrata un viaje hasta que vuelve de su destino y suelen adaptarse a las necesidades o preferencias de cada uno. De esta forma, las pólizas pueden ser muy básicas y contar solo con la asistencia médica o sumar todas las coberturas:

1.Anulación

El viajero puede cancelar su viaje sin ningún coste siempre y cuando la causa esté recogida en su política.

2. Demoras

Esta cobertura resulta muy útil ya que el asegurado recibe una indemnización si, por ejemplo su vuelo sufre un retraso largo y al viajero le supone un gasto extra recurrir a otro medio de transporte o alojarse en un hotel.

3. Equipaje

Seguro que tú también esperas con miedo en la cinta de equipajes cruzando los dedos para que tu maleta salga sana y salva… Pues este seguro te garantiza una indemnización en el caso de que esta se pierda, sea sustraída, o sufra algún daño.

seguros-equipaje

La compañía aseguradora también se implica en las tareas de localización y facilita el envío del equipaje a su destino.

 

4. Pérdida de servicios

Esta cobertura recoge especialmente los problemas que puedan darse con el transporte: cancelaciones, retrasos, overbooking. Por tanto en el caso de que se retrase un vuelo y los viajeros tuvieran que hacer escala, la aseguradora correría con los gastos de un billete alternativo si estos perdieran su segundo avión. Y no solo eso, también se harían cargo de todo lo que tengan contratado y no les resulte posible asistir como consecuencia de ese retraso: excursiones, entradas, reservas hosteleras…

seguro-servicios

Estos problemas suelen ser habituales y más en estas fechas en las que los vuelos y los pasajeros se multiplican. ¡No te la juegues!

 

5. Asistencia médica

Es la cobertura a la que más se recurre. Y es que, acudir a urgencias o a consulta médica en otro país puede acabar costándote más que el propio viaje. Sin embargo, un seguro que incluya la asistencia sanitaria te permitirá acudir al médico sin coste adicional allá donde vayas.

seguro-asistencia

Si hubiera algún problema, las pruebas médicas, las intervenciones quirúrgicas y los medicamentos también suelen incluirse durante el tiempo que dure el viaje.

 

6. Responsabilidad Civil y Defensa Jurídica

Si tienes algún percance judicial, el seguro te proporcionará la asesoría y la defensa jurídica oportuna en el país de destino. Nunca sabes lo que puede pasar…

seguros-juridico

Los costes, los gastos y la fianza judicial estarían cubiertos si te metes en líos…

 

7. Repatriación

Si los viajeros o sus acompañantes fallecen durante las vacaciones, el seguro cubre los gastos y las gestiones administrativas que serían necesarias para trasladar el cuerpo a su país de origen.

seguros-repatriacion

Algunos seguros incluyen la cobertura de transporte sanitario por si no pudieras desplazarte tú mismo al hospital debido a un accidente, incapacidad o enfermedad.

 

Coberturas del seguro de alquiler vacacional

 

Las tendencias de viaje han variado bastante durante los últimos años y, aunque los hoteles siempre son una excelente opción, no se puede negar que el alquiler vacacional está de moda. Tanto es así, que las aseguradoras ya ofrecen pólizas para resolver las situaciones incómodas relacionadas con el alojamiento.

Eso sí, para poder beneficiarse de las coberturas que ofrece este tipo de seguros es necesario haber firmado un contrato de alquiler.

  • Seguro de cancelaciones y anulación

A veces son los propietarios los que cancelan a última hora, pero si tienes un seguro de cancelaciones inesperadas podrías beneficiarte de un dinero extra además de la devolución del importe, ya que en estos casos suele ser muy difícil (o caro) replantearse las vacaciones en el último momento.

seguro-propietario

El seguro de anulación te permitirá renunciar a tu reserva vacacional si cambias de planes o no puedes ir.

 

  • Seguro del inquilino

No tiene por qué pasar nada, pero nunca está de más cubrirse por si se causaran daños o desperfectos en la casa alquilada: desde romper un jarrón en un descuido hasta sufrir un robo de terceros.

seguros-inquilinos

Gracias a esta póliza te aseguras la devolución de la fianza que pagaste “por si las moscas…”

 

Ahora que ya conoces en qué consisten los seguros vacacionales y cuáles son sus coberturas y ventajas, ¿a qué esperas para contratar el tuyo y disfrutar de tus vacaciones sin sorpresas desagradables?


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)