En qué fijarse a la hora de contratar un seguro de salud

En qué fijarse a la hora de contratar un seguro de salud

20 de septiembre de 2019
Contratar-un-seguro-de-salud

Contratar un seguro de salud es indispensable para realizar ciertos trabajos o cuando se es autónomo. Hoy en día existe una amplia variedad de seguros entre los que elegir y sentirte sobrepasado es normal. Antes de contratar uno, debes fijarte en algunos aspectos del mismo, como es el caso de los límites de edad. En esta entrada descubrirás en qué fijarte para contratar un seguro médico.

 

Los mejores consejos para contratar un seguro médico

 

Contratar un seguro médico es una decisión que necesita ser meditada, comparar entre distintas ofertas y escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Te invitamos a tomar nota de todas nuestras recomendaciones:

 

1. Los periodos de carencia

 

Periodos-de-carencia Al contratar un seguro tendras que responder a un cuestionario de salud. Estos cuestionarios son obligatorios y es importante ser totalmente sinceros para no tener conflictos en el futuro.

 

Este es uno de los puntos más importantes. Un periodo de carencia hace referencia al tiempo que tiene que pasar para utilizar todos los servicios del seguro. Es muy común que no puedas acceder a algunos desde el principio, como es el caso de los tratamientos complejos. Cada aseguradora cuenta con sus periodos de carencia y conviene que los revises bien.

Los más comunes son para embarazos, operaciones u hospitalizaciones. Si estás en esta situación y buscas contratar un seguro para cubrir estos contratiempos, no te ayudará en nada, ya que tendrías que esperar el tiempo estipulado. Estos periodos evitan la contratación de un seguro para aprovecharse en estas situaciones del dinero que ofrecen. Además, el sentido de lo seguros, que es cubrir determinados riesgos en el futuro, perdería todo su sentido.

 

2. Fíjate en lo que cubre el seguro

 

Seguro de salud Si tienes necesidades muy específicas puedes probar con uno de los seguros hechos a medida que ofrecen distintas aseguradoras para adaptarse a casos de excepción.

 

Las aseguradoras no cubren todos los supuestos posibles y cada persona es diferente, por lo que tendrás que revisar muy bien qué es lo que te ofrece cada seguro. No tiene sentido que contrates uno que cubre caídas cuando no corres riesgo de sufrirlas, por poner un ejemplo. Además, siempre hay elementos excluidos que, por diversas razones, no son contemplados por los seguros.

Asistencia-sanitaria Debes diferenciar entre un seguro de salud personal y un seguro laboral destinado a indemnizarte en caso de accidente laboral. Si eres autónomo te animamos a que contrates un seguro que te facilite la baja laboral. 

 

La asistencia sanitaria en caso de alcoholismo o drogadicción no se cubre, ya que no son causas sobrevenidas; tampoco se contemplan las lesiones que puedan ocasionar los deportes de riesgo, las probabilidades de sufrir un accidente son tan altas que no merece la pena cubrir los daños; las enfermedades congénitas existentes en el momento del contrato también se excluyen; y lo mismo ocurre con los fármacos y medicamentos, salvo aquellos administrados durante una estancia en el hospital.

 

3. Las primas

 

Gastos seguro de salud El precio de la prima depende del tipo de riesgo asegurado y la compañía de seguros la fija de antemano para poder hacer frente en un futuro a los siniestros asegurados.

 

Esta es la característica que más te interesa, ya que es el precio que te va a costar el seguro médico. Párate a pensar si estás dispuesto a pagar el precio que te proponen, revisa qué cubre y medita si es lo que quieres. Siempre puedes buscar todo tipo de comparativas en la red para hacerte una idea de los precios. Al final, lo que importa es que encuentres el que más se adapta a tus necesidades y que no tengas que pagar por riesgos que no vas a correr.

 

4. Los límites de edad

 

Los-límites-de-edad Si tienes más de 70 años, presta atención a la edad máxima de contratación de la poliza, ya que suele rondar entre los 64 y los 69 años. Sin embargo, muchas compañías ofrecen seguros de salud para mayores de 70.

 

La importancia de los límites de edad reside en el precio de la póliza. A mayor edad, mayor será la póliza, en especial cuando se superan los 65 años de edad. Esto es así porque los riesgos de padecer una enfermedad o un accidente son mayores. Antes de firmar no te olvides de revisar cómo evoluciona el pago de la póliza según los años, quizá al final no te llegue a compensar al ser excesivamente cara.

 

5. El área geográfica cubierta

 

El-área-geográfica-cubierta Si te gusta viajar debes tener muy en cuenta el área geográfica que abarca tu poliza de seguros antes de contratarla. Mejor no llevarse sorpresas después de que el avión haya despegado.

 

Te puedes llevar una desagradable sorpresa al contemplar que el seguro no cubre desplazamientos. Si sueles viajar a menudo, es muy importante que te fijes en estos límites. La mayoría de aseguradoras ofrecen cobertura nacional, otras a determinados países y, en reducidos casos, solo te cubrirán durante tu estancia en algunas comunidades autónomas.

 

Tipos de seguro de salud

 

tipos de seguros de salud ¿Sabías que uno de cada cinco españoles tiene contratado un seguro privado de salud? Así lo señalan los datos de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA).

 

Por último, conviene revisar qué tipos de seguro de salud existen. Existen los que no tienen copagos, los cuales te ofrecen todos los servicios sanitarios que oferte la aseguradora; con copagos tendrás que pagar parte de los tratamientos, consultas o pruebas a las que te sometas; y en los baremados tendrás que pagar una cuota periódica y funcionan como los de copago.

Los más completos son los de reembolso, ya que puedes visitar diferentes médicos y que la aseguradora te reembolse parte del coste o el total de la visita. También existen los seguros sin hospitalización y los dentales, los cuales son de un carácter más puntual que el resto.

Contratar un seguro de salud es muy importante, pero mucho más lo es tener en cuenta determinados factores. Los límites de edad, las exclusiones o las restricciones geográficas te pueden afectar más de lo que piensas. Así que, revisa bien qué te ofrece el seguro y actúa en consecuencia. ¡Comparte este entrada en tus redes sociales!


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

Alimentos contra la astenia otoñal

10 de octubre del 2019

Muchas personas viven la llegada del otoño como un auténtico martirio. Sufren astenia otoñal y se sienten tristes, deprimidos y cansados. Si es tu caso, la alimentación puede ayudarte a superarla o evitarla. Te contamos qué alimentos debes tomar para lograrlo.

Consejos para superar la melancolía otoñal

07 de octubre del 2019

Si te preguntas cómo superar la astenia otoñal, este contenido te interesa. Porque te explicamos cómo la alimentación cuidada, las infusiones y algunos consejos domésticos te ayudan a lograrlo y a sentirte especialmente radiante en esta época del año.

Cómo prevenir (en lo posible) el cáncer de mama

01 de octubre del 2019

El cáncer de mama no puede prevenirse, pero es sí que puedes reducir las probabilidades de padecerlo. En esta entrada descubrirás cómo, sabrás cuál es la población con mayor riesgo de padecerlo y evitarás alarmas innecesarias que esta enfermedad suela provocar.