Cómo proteger tu pelo en invierno

Cómo proteger tu pelo en invierno

01 de febrero de 2019
El pelo en invierno debemos cuidarlo

Tu pelo, al igual que el resto de tu cuerpo, sufre mucho con los cambios de temperatura, con la polución, con la mala alimentación… A veces pensamos que lo único que puede alterarlo es usar el champú del supermercado, pero no es así. Una vez que el frío llega, será mejor que tomemos algunas medidas para proteger nuestro cabello. En las peluquerias tienen muchos remedios para cuidar de tu pelo en invierno, pero tú en casa puedes ir adelantando el trabajo.

Consejos para tu pelo en invierno

 

Si empezamos a concienciarnos por realizar cambios en los cuidados de nuestro cabello durante todo el año, será mucho más fácil adaptarnos a ellos y que notemos los resultados de una forma más rápida.

 ¿Sabías que el invierno es la peor época del año para los cabellos secos, con caspa y para las personas que padezcan psoriasis?

 

El uso del secador entre los cuidados para el pelo en invierno

 

Seguramente tienes la calefacción puesta en casa o tienes una estufa cerca. Pues bien, en relación con los cuidados para el pelo en invierno, piensa lo mínimo posible en el secador. Como bien sabes, el secador del pelo es, junto a las planchas y las tenacillas, uno de los grandes enemigos de un pelo con aspecto saludable, ya que lo quema y le da un aspecto apagado. Por eso, seca al máximo tu pelo con la toalla, eliminando el exceso de humedad, y déjalo que se seque de modo natural. Si tienes pensado salir, sécalo, pero no pongas el secador a la máxima potencia.

 Si la plancha es buena, es posible usarla sobre el pelo húmedo pero no es aconsejable si está muy mojado.

 

Hidratación para cuidar el cabello en invierno

 

Parece que el cabello pasa más sed en verano que en invierno, al igual que nos ocurre a las personas. Pero no es así, el frío seca el cabello en exceso, de modo que debemos aumentar los cuidados en este aspecto. ¿Sabes cómo hacerlo? Hidrátalo con una mascarilla, y no te olvides de aplicar un sérum. Además, existen protectores para el frío, sobre todo si vives o vas a ir a una zona donde el frío sea extremo (por ejemplo si pasas unos días en la nieve).

 Utilizar agua templada es de los mejores métodos para mantener tu cutícula cerrada después de haberte lavado el pelo.

 

Proteger el cabello del frío con complementos

 

Este consejo seguro que gusta a aquellas personas amantes de la moda, sobre todo de los complementos. Y es que no es casualidad que en los meses de invierno salgan de repente miles de combinaciones con gorros y sombreros, ya que son ideales para protegernos del frío, pero también la salud del cabello. Opta por recogerte el cabello en una trenza o en un recogido bajo que te permita llevar un sombrero o un gorro con estilo, dependiendo de lo que mejor combine con la ropa que lleves en cada momento. Además de que el frío no se te escapará por la cabeza, cuando termine el invierno notarás que has estado cuidando bien tu pelo.

 Otro complemento de moda para este invierno son los turbantes anchos que también ayudan a proteger el cuero cabelludo del frío.

 

Los utensilios naturales para cuidar el pelo en invierno

 

¿Cuántos peines y cepillos tenemos en casa? Seguro que más de tres, pero ¿de qué materiales están hechos? Toma nota, porque muchos de ellos pueden romper tu cabello o afectarle negativamente más de la cuenta. Apuesta por los materiales naturales como la madera, pues con ellos conseguirás que tu pelo no tenga tanta electricidad y esté más cuidado, algo que con el frío será un gran plus.

 A pesar de lo que comúnmente se conoce, dejar la mascarilla o acondicionador sin enjuagar del todo es bueno para tu pelo.

 

Cortar las puntas para proteger el cabello del frío

 

¿Cuánto hace que no te cortas el pelo? Eso puede estar afectando tu cabello, así que ve a la peluquería y elimina las puntas abiertas, ya que el frío y el uso de gorros, bufandas y ropa de abrigo incrementan la rotura del cabello, haciendo que este sea mucho más débil y tenga un peor aspecto.

 No es cierto que crezca más rápido el pelo si te lo cortas a menudo, no obstante, sí que es cierto que crecerá más sano.

 

Cómo cuidar el pelo rizado en invierno

 

Si tienes el cabello rizado sabes que es más complicado de cuidar que un cabello lacio ya que, además de mantenerlo sano, se debe procurar que su apariencia siga siendo bonita y no se pierdan los rizos. Por ello, tratar el pelo con aceites como el de argán ayudará a que este se mantenga hidratado, algo muy necesario para combatir los efectos del frío. Además, para cuidar el pelo rizado en invierno es necesario mantenerlo siempre seco y evitar a toda costa que la humedad lo impregne.

 Un elemento que hidrata tu pelo rizado en invierno es la proteína de seda, la cual la puedes encontrar en numerosos productos de cosmética capilar.

 

El pelo es una parte del cuerpo que muestra parte de nuestra belleza, sobre todo en las mujeres, por eso debemos tratar de que el pelo en invierno mantenga un buen estado y un aspecto natural, aunque sea realizando unos cuidados diarios a los que no estamos acostumbrados. Seguro que los resultados te sorprenderán y también a tus amigos y familiares, así que, ¡comparte con ellos estos consejos!


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

¿Cómo se hace y cuánto cuesta un implante capilar?

18 de septiembre del 2019

¿Qué es un implante capilar y cómo se hace? ¿Qué tipos existen y cuánto cuesta revertir tu problema de alopecia con este procedimiento? ¿Es una buena opción viajar a Turquía para hacerlo? Respondemos a todas estas cuestiones en las siguientes líneas.

7 trucos para ligar en verano

05 de julio del 2019

Ligar durante el verano es casi una tradición. Muchas parejas se forjarán durante los meses estivales. Si quieres ser un afortunado, no dudes en leer y aplicar los trucos que vas a encontrar en esta entrada. ¡Suerte en el amor!

Cómo proteger tu piel en verano

03 de julio del 2019

El verano es una época alegre y divertida, pero debemos extremar nuestras precauciones frente al sol. Porque la piel es muy sensible y podemos acarrear sus consecuencias durante el resto del año. Te contamos buenos consejos para protegerla en verano.