Cómo mejorar tu salud con la dieta paleo

Cómo mejorar tu salud con la dieta paleo

Fecha de publicación: 01/09/2021

Todo lo que necesitas saber sobre la dieta paleo y los beneficios que te puede aportar.

Seguramente has oído hablar de la dieta paleo y no sabes bien qué es lo que significa… Es un tema controvertido en el que lo mejor será que sigas los consejos de un buen nutricionista, pero, en cualquier caso, vamos a desgranarte aquí sus principales ideas para que tengas toda la información que necesitas.

¿Qué es la dieta paleo?

Hay que aclarar que la dieta paleo es más un estilo de vida que una dieta en sí misma. Este cambio de mentalidad propone volver al estilo de vida de nuestros antepasados, nuestra etapa paleolítica, pero sin renunciar a la tecnología ni vivir en cavernas…

No necesitas ser un troglodita para llevar una alimentación más sana…

Lo que postulan los seguidores de esta tendencia es que los cambios tecnológicos han provocado unos cambios en los estilos de vida a los que nuestros genes no están acostumbrados. Los humanos llevamos miles de años cazando, recolectando, comiendo comida sana y nuestro organismo no se adapta al nuevo estilo de vida con trabajos sedentarios, horarios imposibles, descanso deficiente, niveles altos de estrés continuo, etc.

Hace miles de años, nuestra alimentación, actividad física y descanso eran mejores a los actuales en términos generales, y esas bondades del pasado son las que la dieta paleo quiere traer a la actualidad.

Por hacer un poco de historia, el término se empezó a acuñar a principios del siglo pasado cuando el dentista canadiense Weston Price comenzó a interesarse por cómo afectaba la nutrición a los dientes.

la dieta paleo es muy beneficiosa para tu salud
Basa tu alimentación en alimentos naturales y de proximidad y tu salud te lo agradecerá.

Sus viajes alrededor del mundo le llevaron a conocer culturas ancestrales donde los nativos gozaban de dentaduras excelentes, así como de una buena salud, llegando a la conclusión de que la comida moderna occidental, especialmente los alimentos procesados, contienen gran cantidad de harinas refinadas, azúcares y grasas vegetales procesadas que no son beneficiosas para nuestro organismo.

Otros investigadores posteriores de distintos ámbitos llegaron a conclusiones parecidas y, en los años 90, un importante estudio concluyó que nuestros cuerpos no están bien adaptados al entorno moderno y que este es el origen de algunas enfermedades relacionadas con la civilización, como las enfermedades cardiovasculares, la obesidad o la diabetes.

¿Qué alimentos son paleo?

Para empezar, hay que aclarar que, en de las distintas tribus ancestrales que aún quedan en el planeta, los individuos realizan distintos tipos de alimentación, y no comen lo mismo los inuits del Ártico que los bosquimanos de África, pero lo que sí tienen en común es que no comen comida ultraprocesada.

La dieta paleo es la de los hombres de las cavernas
¿Sabías que los hombres de las cavernas comían mejor que nosotros?

La dieta paleo propone consumir alimentos reales y restringir los lácteos y cereales. Asimismo, pone énfasis en las frutas y verduras naturales, de cercanía y de temporada.

¿Qué pasa con el desayuno?

Nada, no pasa nada. La industria alimentaria nos ha hecho creer que era la comida más importante del día y que había que hacerla con leche y cereales. No es verdad. Se puede desayunar huevos pasados por agua o una ensalada y no pasa nada. Cualquier alimento natural será más saludable que alimentos ultraprocesados como los cereales de supermercado.

La dieta paleo es más que alimentación

Como decíamos, la dieta paleo es más un estilo de vida que una dieta en sí, estos son algunos de sus puntos más destacados.

Vuelve al mercado

Los hipermercados y supermercados actuales están llenos de tentaciones ultraprocesadas, mejor vuelve al mercado de toda la vida a comprar tus productos frescos.

Los alimentos de toda la vida son los que más nutrientes te aportan.

No hay comida de desayuno

Lo hemos comentado antes, no existe una comida específica para primera hora de la mañana. Puedes comer lo que quieras mientras sea saludable, y no, un cruasán industrial y un café de mala calidad no es la mejor opción. De hecho, este tipo de alimentación se llama la “dieta de la cafetería” y es una idea nefasta para preparar tu día.

Aliméntate cuando tengas hambre

Si tienes hambre, no tienes que esperar a la hora de comer, come cuando te apetezca y deja de hacerlo cuando estés saciado o, mejor, un poco antes.

Considera el ayuno

Nuestros antepasados se levantaban para ir a cazar y volvían con la comida del día. Si algún día se les escapaba una pieza… no pasaba nada, ya se les daría mejor otro día. Si te saltas alguna comida de vez en cuando (siempre que estés sano y según la opinión de tu profesional de la salud de confianza), no tiene por qué pasar nada.

Muchas religiones practican pequeños ayunos que, incluso, favorecen la salud.

Deja las bebidas azucaradas

Nuestros antepasados no las necesitaban y tú tampoco.

Las bebidas azucaradas y la comida basura ponen en riesgo tu salud a largo plazo si basas tu alimentación en ellas.

Descansa

Tu cuerpo necesita descanso para reponerse y regenerarse. Nuestro ritmo de vida actual nos obliga en ocasiones a dormir menos de lo que deberíamos, lo cual no es nada beneficioso para el organismo.

Siente la naturaleza

Necesitamos estar más en contacto con la naturaleza. Cuando te sea posible, huye de la ciudad y pasa más tiempo en el campo o en grandes parques. Respirar aire puro trae beneficios para tu cuerpo y para la mente.

Incorpora cierta incomodidad térmica

Si nunca pasas frío ni calor, tu cuerpo se resentirá mucho cuando lo sientas. Pasar un poco de frío en invierno o de calor en verano no tiene por qué ser malo. De hecho, una breve ducha fría es un revulsivo para tu organismo. Tu cuerpo se hace más fuerte cuando se expone a pequeñas pruebas de resistencia.

¿Sabías que un poco de incomodidad térmica es beneficiosa para tu salud?

Considera un calzado más sencillo

En el pasado, no necesitábamos calzado especializado. Apenas unas sencillas sandalias eran suficientes para que grandes guerreros caminaran durante kilómetros o entraran en combate. Reevalúa tu pisada y pide consejo a un buen podólogo.

Cuida tu microbiota

Tu microbiota interna (así como la bucal o la de la piel) es muy importante para una buena salud. Añade alimentos fermentados en tu dieta como kéfir, yogur o chucrut y cuida también tu higiene oral y epidérmica. Las verduras y las frutas son tus grandes aliados.

Los alimentos fermentados protegen tu microbiota interna.

Desconfía de los estudios que están patrocinados

Cualquier estudio patrocinado por una gran compañía debe hacerte sospechar… ¿qué vende esta empresa? ¿Qué revela el estudio? Usa el sentido común y piensa si lo que te vas a comer es un alimento sano o un ultraprocesado enmascarado.

Respeta los ritmos de tu cuerpo

Intenta mantenerte activo durante el día y descansa por la noche, siguiendo los ritmos circadianos de luz/oscuridad, como siempre se ha hecho. La luz artificial nos ha aportado muchas cosas, pero ver las redes sociales en la cama hasta las tantas de la madrugada no te hará más feliz ni más sano.

Y recuerda que los profesionales de la salud son los más indicados para orientarte sobre cualquier tema relacionado con tu bienestar tanto físico como psicológico.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

¿Qué es la microbiota oral y cómo mejorarla?

18 de agosto del 2021

Todo lo que necesitas saber para proteger tu salud gracias a la microbiota oral.

¿Cuáles son las alergias del verano?

04 de agosto del 2021

Estas son las principales alergias que pueden amenazar tu verano, ¡no las pierdas de vista!

Cómo superar un estancamiento en la pérdida de peso

14 de julio del 2021

¿Te has estancado en tu pérdida de peso? No te preocupes, te contamos cómo superarla con unos sencillos trucos.