Cómo hacer potaje de garbanzos

Cómo hacer potaje de garbanzos

23 de abril de 2019
Pasos para hacer un potaje de garbanzos

¿Te gusta el potaje de garbanzos? ¿Hace cuánto que no te tomas un auténtico potaje de vigilia de los de toda la vida? Aunque también puedes pedirlo en los mejores restaurantes, te contamos paso a paso cómo preparar este plato con el que triunfarás antes y después de Semana Santa.

 

Cómo empezar el potaje de garbanzos y verduras

 

En realidad, la receta de potaje de garbanzos resulta fácil de hacer si sabes cómo. Te costará alrededor de 70 minutos llevarla a cabo y enseguida conseguirás la práctica necesaria para multiplicar tu experiencia.

 

Selección de ingredientes para 6 personas

 

Antes de empezar a cocinar, asegúrate de contar con todos los ingredientes necesarios: medio kilo de garbanzos castellanos, trescientos cincuenta gramos de espinacas (preferiblemente limpias; en su defecto, congeladas), dos dientes de ajo, laurel (una hoja), dos cebollas de tamaño generoso, pimentón de la Vera (una cucharada), aceite de oliva extra virgen (cuatro cucharadas), sal, pimienta, dos tomates, una morcilla, dos chorizos, cien gramos de panceta curada y agua.

Ingrediente-potaje-2 Puedes utilizar un peso de cocina para conseguir las cantidades exactas de cada alimento.  

 

Algunas consideraciones iniciales

 

La versatilidad de este plato permite incluirlo en una comida tradicional como primero o, si lo prefieres, convertirlo en plato único.

Si es posible, después de prepararlo, déjalo alrededor de un día antes de tomarlo. El sabor se irá concentrando de este modo y te sabrá muchísimo más rico. No desdeñes la posibilidad de incluir un poquitín de arroz para conseguir un resultado aun más epectacular.

Olla-de-garbanzos-3 El potaje, es un plato idóneo para tomar en los meses de frío y así poder entrar en calor.

 

La auténtica receta de potaje de garbanzos de toda la vida

 

1. Adecuar los garbanzos

 

Los garbanzos castellanos de gran tamaño y color amarillento son la mejor alternativa. Si los compras secos te resultará más fácil controlar el punto de sal.

La víspera del cocinado mételos en agua templada con un poco de sal y de bicarbonato. Deben estar así alrededor de 12 horas. Tras este remojado, lávalos con cuidado, comprobando que no se quedan impurezas ni unidades estropeadas.

Garbanzos-para-potaje-4 ¿Sabías que el potaje es un plato con un alto nivel nutricional, aportando los nutrientes que nuestro organismo necesita?

 

A continuación, escúrrelos y manténlos en reposo hasta el momento de la preparación.

Si tienes costumbre de usar garbanzos cocidos ya lavados, no te lo recomendamos. Úsalos para otros platos, pero ¿te imaginas a tu abuela preparando su incomparable potaje de vigilia con estos garbanzos? No es la mejor idea.

 

2. Preparar los aderezos

 

Pica la cebolla y el ajo en pequeños trocitos y échalos a una cazuela con un prolongado chorro de aceite. Seguidamente, pela y trocea por la mitad los tomates y, al cabo de diez minutos de sofrito, añádelos al conjunto junto a una hoja de laurel. Mantén el sofrito durante dos o tres minutos más.

Sofrito-para-potaje-5 Los garbanzos aportan una buena dosis de fibra, vitaminas y minerales, por lo que son recomendables en cualquier dieta. 

 

El siguiente paso es verter una cucharada grande de pimentón de la Vera antes de remover con rapidez (con un accesorio de madera) y echar los garbanzos completamente escurridos. Es importante que no dejes de remover el conjunto para mezclar los sabores y mejorar la textura. Debes hacerlo durante tres minutos más.

 

3. Cocer y enriquecer

 

Echa agua fría al conjunto (sin llenar del todo la cazuela) para comenzar un hervido lento. Cuando empiece el burbujeo, baja el fuego y, al cabo de media hora, añade la pimienta y la sal que consideres.

A continuación llega el momento de incorporar el chorizo (dos unidades), la morcilla y el pedazo de panceta. Debes cocinar el nuevo conjunto a temperatura media durante otros veinte minutos. No te olvides de removerlo de vez en cuando. Pasado este tiempo retira los fiambres para conseguir un potaje de garbanzos menos graso y calórico.

Embutido-para-potaje-6 Es importante que, a la hora de hacer el sofrito, hacerlo a fuego lento para que los ingredientes no se quemen. 

 

Entre tanto, prepara otra cazuela con agua y sal, ponla a hervir y, cuando lo haga, mete y saca las espinacas: de este modo conseguirás blanquearlas y quitarles el regusto fuerte que no a todo el mundo gusta.

A continuación, trocéalas con un cuchillo grande e incorpóralas a la otra cazuela cuando tan solo queden diez o quince minutos de cocción. Hazlo siempre a fuego lento y ve probando el resultado hasta que quede perfecto.

Espinacas-para-potaje-7 El chorizo, la morcilla y la panceta ayudan a potenciar el sabor del potaje. 

 

4. Emplatar y disfrutar

 

En realidad, la tradicional receta de potaje de garbanzos no requiere grandes sutilezas en su presentación: lo mejor es utilizar un plato hondo. A veces se opta por colocar los trozos de chorizo, panceta y morcilla como elementos decorativos; si bien es cierto que, entre los especialistas, hacerlo genera controversia.

Algo similar ocurre con los costrones de pan frito, muy típicos en determinadas partes de España y que, sin embargo, en otras se consideran absolutamente prescindibles.

La última fase es, sin duda, la más sabrosa: consiste en degustar este plato tradicional y permitir que tus sentidos, y los de la gente a la que quieres, saboreen los matices, aromas y texturas de esta deliciosa receta española.

Potaje-de-garbanzos-8 El alto nivel de proteínas, hierro, vitaminas y minerales que tienen las espinacas ayudan a fortalecer nuestra piel y cabello. 

 

Ahora, el potaje de garbanzos ya no tiene secretos para ti. Es cuestión de práctica, experiencia y cariño que termines dominándolo. ¿Te animas a compartir la receta en tus redes sociales?

 


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Artículos que quizá te interesen

¿Qué se puede cobrar y qué no en un restaurante?

05 de abril del 2019

Los restaurantes no tienen patente de corso para cobrarnos suplementos o extras. Su carta de precios y servicios determina lo que pueden y no pueden cargarnos. Te lo contamos todo en este post.

Cómo hacer torrijas de manera sencilla y en casa

03 de abril del 2019

Las torrijas son uno de los postres más tradicionales de nuestro país. Se toman en Cuaresma y Semana Santa y, desde luego, puedes hacerlas en casa si sabes cómo. ¿Sabes cómo hacer torrijas?

Cómo cumplimentar una hoja de reclamaciones en un restaurante

25 de marzo del 2019

Saber rellenar una hoja de reclamaciones puede no parecer importante, pero puede llegar un día en el que tengas que realizarlo. Para cuando te veas en la situación, descubre aquí cómo hacerlo.