5 consejos de la OMS para llevar una alimentación más sana este año

5 consejos de la OMS para llevar una alimentación más sana este año

Fecha de publicación: 15/12/2021 Fecha de actualización: 13/01/2022

Te contamos los mejores trucos para que lleves una alimentación más sana durante todo el año.

Cuando empieza un nuevo año todos nos hacemos grandes propósitos que… a veces quedan en nada. En estos casos, la salud y la alimentación suelen ser unos de los más demandados, pues todos queremos tener una vida más saludable y vernos mejor delante del espejo.

Llevar una alimentación sana es un juego de niños si te lo propones.

Organizaciones de renombre, como la Organización Mundial de la Salud publican en ocasiones algunas directrices para que los propósitos saludables de Año Nuevo se conviertan en una realidad durante todo el año.

Tips para una alimentación más sana

En el fondo, todos sabemos qué es lo que hay que comer para llevar una alimentación más sana. En este ámbito no hay atajos ni nada parecido. Para tener una dieta equilibrada lo mejor es consumir fruta fresca, verduras, carnes magras, legumbres… comer con mesura y cocinar los alimentos de la manera menos grasa, lo cierto es que no hay ningún secreto ni fórmula mágica en este sentido.

En cualquier caso, la OMS aporta ciertas ideas que nos pueden ser útiles y advierte sobre el problema de las grasas y la sal, ¡vamos a conocer cómo podemos empezar bien el año!

1. Come variado

La mejor manera de protegerse contra las enfermedades en llevar una vida activa y una alimentación sana. Solo la leche materna contiene todos los nutrientes que necesitamos; pasada esa etapa, necesitamos tener una dieta variada para conseguirlos.

Una alimentación variada es la mejor opción para tu salud alimentaria.

Algunos de los alimentos más necesarios son las legumbres, la fruta, las verduras, los hidratos y alimentos de origen animal como la carne, el pescado o la leche o los huevos.

Lo mejor es utilizar carnes magras (sin grasas) y cocinar al vapor o hervir los alimentos cuando sea posible. Los bocadillos o snacks deben estar compuestos por verduras crudas, frutas y frutos secos y hay que reducir el consumo de productos ultraprocesados con alto contenido en grasas, azúcares o sal.

2. Reduce la sal

La sal eleva la presión arterial, lo que es un factor de riesgo para enfermedades cardíacas. La OMS recomienda 5 gramos (una cucharadita) al día, pero lo cierto es que consumimos mucho más, incluso aunque no añadamos nada a nuestros alimentos, pues ya viene incluida en muchos de ellos, sobre todo en los procesados y en las bebidas azucaradas.

Los «snacks» contienen mucha sal, ten cuidado con su consumo.

Reduce el consumo de salsas y quita la sal de la mesa. Procura cocinar tú mismo los alimentos añadiendo muy poca sal, verás cómo poco a poco tus papilas gustativas se van adaptando y aprecias más los sabores y sutilezas de los alimentos.

Por último, revisa siempre las etiquetas de los alimentos que compras y rechaza los que tienen un alto contenido en sodio.

3. Limita el uso de grasas y aceites

Hay que entender que las grasas en sí no son malas, lo que es malo es el exceso de grasas, sobre todo cuando son de mala calidad, ya que aumentan el riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas y otros problemas cerebrovasculares. Las peores son las grasas trans, que son las que más usa la industria y que elevan el riesgo de enfermedades cardíacas.

Existen multitud de grasas buenas para tu salud si las consumes con moderación.

Para reducir el consumo de grasas nocivas puedes seguir estas recomendaciones:

  • Cambia la mantequilla por otros aceites como el de girasol.
  • Usa carnes blancas como la de pollo en vez de carnes rojas que son más grasas.
  • Reduce la ingesta de alimentos procesados e industriales.
  • Utiliza lo menos posible bocadillos preenvasados y alimentos fritos.

4. Disminuye el azúcar

El exceso de azúcar no solo es malo para nuestros dientes, sino que también lo es para nuestra salud en general. El problema del azúcar es un poco como el de la sal, lo importante no es reducir el azucarillo que te echas al café, sino el azúcar oculto en multitud de alimentos, como las bebidas, donde algunas pueden llegar a ocultar 10 cucharaditas de azúcar agregado.

Para reducir el consumo de azúcar es mejor mantener alejados los antojos.

Para que no tomes tanto azúcar, reduce el consumo de bebidas gaseosas, de dulces y chucherías e incluso de tés y cafés preparados. Los niños también deben mantenerse alejados de este producto.

5. Rompe con el alcohol

El alcohol no es saludable. En muchas celebraciones se consume sin medida y eso es malo para nuestra salud. A largo plazo, el alcohol es muy perjudicial para el organismo y genera daños hepáticos y otras enfermedades.

Para la OMS, no hay un consumo adecuado de alcohol, ya que es nocivo para la salud y está especialmente contraindicado para embarazadas, madres que dan el pecho, personas que conducen o manejan maquinaria peligrosa y otras actividades.

Asimismo, el alcohol no se lleva nada bien con la ingesta de medicamentos, por lo que su utilización es aún peor en estos casos.

Si vas a salir con tus amigos, elige siempre opciones sin alcohol.

Si se tiene un problema con el consumo de alcohol, la Organización Mundial de la Salud recomienda pedir ayuda profesional para evitar caer en el alcoholismo.

Llevar una alimentación sana depende de muchos factores como la edad, la posición económica o el estilo de vida, pero en general debemos intentar luchar por cuidar nuestra alimentación, nuestro cuerpo nos lo agradecerá.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Catálogos y ofertas

Artículos que quizá te interesen

¿Cómo suplir la deficiencia de vitamina D en otoño?

13 de octubre del 2021

Los mejores alimentos que puedes comer para evitar el déficit de vitamina D del otoño.

Cómo mejorar tu salud con la dieta paleo

01 de septiembre del 2021

Todo lo que necesitas saber sobre la dieta paleo y los beneficios que te puede aportar.

¿Qué es la microbiota oral y cómo mejorarla?

18 de agosto del 2021

Todo lo que necesitas saber para proteger tu salud gracias a la microbiota oral.